solo título
Caldera,   Rafael
San Felipe (Edo. Yaracuy) 24.1.1916

Doctor en ciencias políticas, político, profesor universitario, miembro fundador del partido social cristiano COPEI, presidente de la República de 1969 a 1974, reelecto en 1993 para el período 1994-1999. Hijo de Rafael Caldera Izaguirre y de Rosa Sofía Rodríguez Rivero. Terminada la primaria en el colegio Montesino de su ciudad natal, realizó su bachillerato con los jesuitas del colegio San Ignacio de Caracas, del cual había sido alumno fundador en 1923 y en el que permaneció hasta 1933. Estudiante universitario, milita en la Juventud de Acción Católica, de la cual es secretario general. Viaja a Roma, en 1933, para participar en el Congreso Iberoamericano de Estudiantes Católicos, ocasión que le depara aproximarse al pensamiento social católico de entonces. En julio de 1935 gana el premio Andrés Bello, creado por la Academia Venezolana de la Lengua, con un ensayo sobre la vida, obra y pensamiento del insigne humanista, del cual se han hecho numerosas ediciones en diversas lenguas. Muerto Juan Vicente Gómez (1935), Caldera será uno de los primeros en evidenciar, a través de una serie de artículos periodísticos, la necesidad de instaurar en Venezuela una legislación obrera moderna. Ello le valió para que el gobierno del general Eleazar López Contreras le confiara la subdirección de la Oficina Nacional del Trabajo, creada en febrero de 1936, en cuya condición vino a ser coautor de la Ley del Trabajo, promulgada en julio de ese año. En mayo de 1936, encabeza el grupo de universitarios que, separados de la Federación de Estudiantes de Venezuela (FEV), organiza la Unión Nacional Estudiantil (UNE). Doctorado en ciencias políticas en la Universidad Central de Venezuela (1939), con una tesis sobre el Derecho del Trabajo, comparte su actividad -entre 1938 y 1945- con sus responsabilidades como dirigente de las agrupaciones políticas Acción Electoral (1938), Movimiento de Acción Nacionalista (1939) y Acción Nacional (1942); como diputado al Congreso Nacional (1941-1944) y como docente universitario, en la materia de sociología y derecho del trabajo. Fue presidente de la Asociación Venezolana de Sociología y del Instituto Venezolano de Derecho del Trabajo. Como presidente de la Comisión Editora de las Obras completas de Andrés Bello, participa en esa importante empresa cultural. En 1941 contrae nupcias con Alicia Pietri Montemayor. La revolución de octubre de 1945, a la cual se adhiere, lo eleva a la Procuraduría General de la Nación. Al calor de la nueva situación política, participa en la fundación, el 13 de enero de 1946, del Comité de Organización Política Electoral Independiente (COPEI), concebido como movimiento «con ideas cristianas y bases populares». Habiendo renunciado a su cargo de procurador, en gesto de ruptura con la Junta Revolucionaria de Gobierno, presidida por Rómulo Betancourt, consagrará su esfuerzo a la promoción de COPEI, que se convierte en la principal fuerza de oposición con particular arraigo en los Andes. Electo representante a la Asamblea Nacional Constituyente de 1946-1947, COPEI lo escoge como su candidato, en disputa con Rómulo Gallegos (Acción Democrática) y Gustavo Machado (Partido Comunista de Venezuela), para las elecciones presidenciales celebradas en diciembre de 1947, en las cuales ocupa el segundo lugar. El golpe militar de noviembre de 1948 contra Gallegos lo coloca a él y a COPEI en una posición que -de inicial expectativa- pasa a ser progresivamente de franca oposición. Consumado el fraude electoral de 1952, e impuesto por el ejército el coronel Marcos Pérez Jiménez como presidente, Caldera y su partido sufren la hostilidad del nuevo régimen, que llega a su clímax en 1957, con su prisión, por una medida destinada a contrarrestar las gestiones en marcha a fin de que asumiese la condición de candidato de unidad de todos los partidos de oposición contra Pérez Jiménez, en las elecciones presidenciales estipuladas para el final de ese año. El 23 de enero de 1958 lo encuentra en el exilio, de donde regresa para contribuir de manera sustancial, con Rómulo Betancourt y Jóvito Villalba, a echar los cimientos del sistema democrático vigente en Venezuela. El pacto firmado en su residencia caraqueña, conocido bajo el nombre de Pacto de Punto Fijo (31.10.1958), establecía las reglas de un futuro gobierno democrático de coalición, integrado por Unión Republicana Democrática (URD), Acción Democrática (AD) y COPEI, y del Programa Mínimo de Gobierno encomendado a tal administración. Las votaciones del 7 de diciembre de 1958 confirieron a Betancourt la presidencia de la República, y colocaron a Caldera en tercer lugar detrás del contralmirante Wolfgang Larrazábal. Presidente de la Cámara de Diputados, en 1959, Caldera contribuyó a mantener a COPEI hasta 1964 dentro de la coalición gubernamental resultante del Pacto de Punto Fijo, abandonada en 1960 por URD. En 1963, COPEI insiste en la candidatura presidencial de Caldera, quien aunque pierde frente a Raúl Leoni de AD, ocupa en esta ocasión el segundo puesto entre 7 aspirantes. El final del gobierno de Betancourt, lo es también de la coalición AD-COPEI, ya que los socialcristianos deciden practicar con respecto al gobierno de Leoni una línea bautizada como de «autonomía de acción». Postulado por cuarta vez a la presidencia, Caldera triunfa en los comicios de 1968, bajo la consigna del «cambio». Entre las más significativas iniciativas de su gestión gubernamental, que definirá como «nacionalismo democrático», se contarán en lo interno: la política de pacificación que facilitó la reincorporación al juego democrático del Partido Comunista de Venezuela y del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, en armas desde 1960; la reforma educativa; la nacionalización del gas y la regionalización del desarrollo; los programas de construcción de viviendas y de promoción popular y la denominada «Conquista del Sur». En lo internacional: la sustitución de la denominada Doctrina Betancourt por una política de «solidaridad pluralista» latinoamericana; la promoción de la idea de una «justicia social internacional»; la distensión con los países comunistas, incluida Cuba; el ingreso de Venezuela al Pacto Andino; la denuncia del Tratado de Reciprocidad Comercial con Estados Unidos; una activa presencia en el ámbito del Caribe y, por fin, la firma del Protocolo de Puerto España, que estableció un plazo de moratoria para el arreglo de la disputa limítrofe con Guyana. Finalizado su período de gobierno. Caldera perseveró en la acción político-social, lo que le llevó, primero, a ocupar la presidencia del Consejo de la Unión Interparlamentaria Mundial (1979-1982); en segundo lugar, a promover desde 1986 una nueva ley del trabajo, finalmente promulgada en 1990, y, en 1992, una reforma legal dirigida a ampliar las bases democráticas de la Constitución Nacional de 1961, en cuya elaboración había tenido, por demás, en su momento, un destacado papel; y en tercer lugar, a protagonizar, en 1983 y 1993, dos nuevos intentos de conquista de la presidencia de la república, de los cuales vino a prosperar el último de ellos, no sin pasar por la previa ruptura política con su propio partido (COPEI), para encabezar una amplia alianza electoral. A partir de la toma de posesión de su cargo (2.2.1994), las prioridades de su segundo mandato han sido las de restituir la armonía de una nación enormemente turbada por 2 intentos de golpe de Estado en 1992, y por la deposición, a través de un proceso judicial, del presidente anterior, Carlos Andrés Pérez, e intentar la recuperación del país de la grave crisis económica, en la cual le correspondió asumir su segunda presidencia. Caldera es individuo de número de la Academia de Ciencias Políticas y Sociales, y de la Academia Venezolana de la Lengua; doctor honoris causa y profesor honorario de numerosas universidades nacionales y extranjeras.

Autor: Naudy Suárez
Bibliografía directa: Caldera, Rafael. Andrés Bello. 5a ed. Caracas: Monte Ávila, 197a;--. Aspectos sociológicos de la cultura venezolana. Caracas: Universidad Central de Venezuela, 1956;--. El bloque latinoamericano. 3a ed. Caracas: Oficina Central de Información, 1970;--. Bolívar siempre. Caracas: Academia Nacional de la Historia, 1987;--. La democracia cristiana en América Latina. Barcelona, España: Editorial Ariel, 1970;--. Democracia cristiana y desarrollo. Caracas: Editorial Arte, 1956;--. Derecho del Trabajo. 2a ed. Buenos Aires: Editorial El Ateneo, 1979;--. Derecho social y legislación del trabajo. Caracas: Imprenta Nacional, 1947;--. Discurso de incorporación como individuo de número de la Academia Venezolana de la Lengua. Caracas: Imprenta Delta, 1968;--. Dos discursos. Caracas: s.n., 1992;--. Especificidad de la democracia cristiana. 2a ed. Barcelona, España: Editorial Nova Terra, 1973;--. Hacia el renacimiento del derecho. Caracas: Tipografía La Nación, 1942;--. La hora de Emaús. Caracas: Editorial Arte, 1982;--. Idea de una sociología venezolana. 2a ed. Caracas: Editorial. Justicia social internacional y nacionalismo latinoamericano. Madrid: Seminarios y Ediciones, 1973;--. Moldes para la fragua. 2aed. Caracas: Ediciones de Seguros Horizonte, 1973;--. La nacionalización 6a ed. Caracas: Editorial Nueva Política, 1976;--. Pedro Gual: el Congreso de Panamá y la integración latinoamericana. 3a ed. Reflexiones de la Madrid: Seix Barral, 1976;--. Responsabilidad de las Universidades. Caracas: Fundación Eugenio Mendoza, 1967;--. Sociología jurídica. Caracas: Editorial Universitaria, 1948-49. 3 vols.;--. La solidaridad pluralista en América Latina. Caracas: Oficina Central de Información, 1973;--. Temas de sociología venezolana. Caracas: Editorial Tiempo Nuevo, 1973.
Bibliografía indirecta: Canal Ramírez, Gonzalo. Caldera o la capacitación del ciudadano: boceto para una biografía. Bogotá: Canal Ramírez-Antares, 1971; de Gouveia F., Antonio M. Bibliografía de Rafael Caldera. Caracas: Congreso de la República, 1988; Pérez Huggins, Argenis. Betancourt y Caldera: discurso e ideología. Caracas: Universidad Central de Venezuela, 1982; Rodríguez Iturbe, José. Dos discursos, 15 de abril de 1977: homenaje al Dr. Rafael Caldera en la presentación de su libro Reflexiones de la Rábida. Caracas: Congreso de la República, 1977; Tablante Garrido, Pedro Nicolás. Excelentísimo señor doctor don Rafael Caldera, presidente de la República de Venezuela. Mérida: Imprenta Oficial, 1972: Toro, Alfredo. Rafael Caldera: el hombre, el político, el candidato. Caracas: Pro-Imagen, 1983; Villalba Villalba, Luis. Un retrato de Caldera. Caracas: Instituto Venezolano de Derecho Social, 1969.
Iconografía: Fotografías, colección José Agustín Catalá, Biblioteca Nacional, Caracas. Fotografías, Archivo Histórico de Miraflores, Caracas. Fotografía, El Mundo, Caracas, marzo 12, 1969. Fotografía, 1965, Palacio de las Academias, Caracas. Fotografía,«Cuenta ante el País. Mensaje del presidente de la República y exposiciones de los ministros del gabinete ante el Congreso Nacional, en el primer año de gobierno». Oficina Central de Información, Caracas, marzo, 1970. Retrato, Tablante Garrido, P.N., Excelentísimo señor doctor don Rafael Caldera presidente de la República de Venezuela, Mérida, Imprenta Oficial, 1972.
Volver al tope
desarrollado por iKels