solo título
García de Hevia,   Juan José
La Grita (Edo. Táchira) c.1762 —
Camino de Bailadores (Edo. Mérida) 10.9.1809

Dirigente del «Movimiento de los Comuneros» en los Andes venezolanos (1781). Hijo de Salvador García y de Juana María de Hevia. Rico propietario de tierras en los sitios de Pueblo Hondo, Las Trincheras, Carrizal, Hernández y a orillas del río Escalante, en las cercanías de su ciudad natal, en las que tenía ganado y cultivos de tabaco, cacao y trigo. Fue uno de los leales dirigentes del «Movimiento de los Comuneros» de los Andes venezolanos, no obstante estar desempeñando en 1781 el cargo de administrador de la Renta del Tabaco en La Grita. Allí capitalizó el descontento de los diferentes sectores de aquella comunidad hacia la familia Noguera y Neira, una de las más ricas y poderosas de la región, y contra la cual sostuvo una reiterada disputa desde 1775, año en que ejerció el cargo de alcalde de la Santa Hermandad y que fue arrendatario del estanco del aguardiente. Esta rivalidad repercutiría en el levantamiento de La Grita de 1779 y en la rebelión comunera de 1781. Participó activamente en esta insurrección popular andina, logrando convertirse en uno de sus líderes principales con la denominación de capitán general. Bajo la influencia de la rebelión comunera de El Socorro (virreinato de la Nueva Granada) y esgrimiendo la consigna de «Viva el Rey y muera el mal gobierno», los insurgentes de La Grita condujeron el movimiento a la ciudad de Mérida, pretendiendo extenderlo a los demás pueblos de Venezuela. Cuando el fracaso del mismo era inminente, García de Hevia decidió ocultarse en los alrededores de La Grita para no ser apresado por las fuerzas militares enviadas por los gobernadores de Caracas y Maracaibo. Al igual que otros jefes comuneros, sus bienes fueron embargados y depositados en manos de varios vecinos de La Grita. En agosto de 1783 el Rey concedió un indulto general a los participantes de la rebelión, al cual se acogió García de Hevia en el mes de diciembre, regresando a su ciudad y recobrando parte de sus propiedades. Falleció trágicamente en El Portachuelo, camino de Bailadores, en 1809.

 

Autor: Alí Enrique López B.
Bibliografía directa: Castillo Lara, Lucas Guillermo. La Grita una ciudad que grita su silencio. Caracas: Congreso de la República, 1981. 2 vols.; Dávila, Vicente y otros. Los comuneros de Mérida. Caracas: Academia Nacional de la Historia, 1981; Muñoz Oráa, Carlos Emilio. Los comuneros de Venezuela: una rebelión popular de pre-independencia. Mérida: Universidad de Los Andes, 1971.
Volver al tope
desarrollado por iKels