solo título
Invasión de los sesenta
23.5.1899

Movimiento inicial de la Revolución Liberal Restauradora ocurrido el 23 de mayo de 1899. Con esa denominación ha sido conocida en la historiografía venezolana la primera fase de la campaña militar que, de mayo a octubre de 1899, llevó a Cipriano Castro a asumir el poder. La muerte inesperada de Joaquín Crespo, abatido de un balazo en el sitio de La Mata Carmelera (16.4.1898), había avivado las iniciativas por parte de los grupos de exiliados venezolanos, particularmente aquellos que se encontraban en Colombia, de tomar las armas para derrocar el endeble gobierno de Ignacio Andrade. En junio de 1898, Carlos Rangel Garbiras resolvió invadir el Táchira, pero fue derrotado por las tropas bajo el mando del general Juan Pablo Peñaloza. Los partidarios de Cipriano Castro, por otra parte, tanto en la región andina como en Caracas y en Maracaibo, fomentaban activamente el movimiento conspirativo que, como todos lo pensaban, estaba por estallar. El voto del Congreso de 1899 sobre las autonomías de las secciones estatales (22.4.1899) sirvió de pretexto para el levantamiento. A comienzos de mayo, en el sitio llamado La Donjuana, en las afueras de Cúcuta, una conferencia reunió a Cipriano Castro y a Carlos Rangel Garbiras, junto con sus respectivos seguidores que, de hecho, representaban las 2 principales tendencias de la oposición a Andrade en el Táchira. Ante la inminencia de la acción armada, se suponía que «castristas» y «rangelistas» unirían sus fuerzas. Sin embargo, el problema de la unidad de mando de la expedición quedaba planteado. Rangel Garbiras propuso que se dividieran las funciones: un mando civil que él asumiría, mientras que Castro se encargaría de las operaciones militares. Castro, por lo contrario, propuso un mando único el cual ofreció a Rangel a sabiendas de que, en vista de la reciente derrota que había sufrido, este último no aceptaría tal responsabilidad. Ante la negativa de Rangel, Castro, quien ahora podía actuar solo, se valió de las simpatías «mochistas» de Rangel Garbiras para asegurarle que la Revolución Liberal Restauradora que emprendía buscaría una alianza con el Partido Liberal Nacionalista de José Manuel, el Mocho, Hernández. Desde su hacienda de Los Vados, cerca de Cúcuta, donde había permanecido exiliado por 7 años (1892-1899), Castro, con la ayuda financiera de Juan Vicente Gómez, armó el primer contingente de hombres que cruzó la frontera por el río Táchira en la noche del 22 al 23 de mayo de 1899. Este primer grupo que acompañó a Castro y a Gómez en el inicio de la invasión a Venezuela no totalizaba forzosamente 60 personas, pero este es el número que ha retenido la tradición. Según las investigaciones de José Giacopini Zárraga y de Nemecio Parada, los «hombres del 23 de mayo» eran: Cipriano Castro, primer jefe; Juan Vicente Gómez, segundo jefe; Aníbal Gómez, Ovidio Gómez, Aparicio Gómez, Eustoquio Gómez, Evaristo Gómez, Hernán Gómez, Canuto Gómez; Gregorio Castro, Raimundo Castro; Melecio Bello, Patricio Bello; Pedro Sánchez, Teotiste Sánchez, Pablo Sánchez, Evaristo Sánchez, Ramón Sánchez, Macedonio Sánchez; Gregorio Gámez, Pedro A. Gámez, Mateo Gámez, Azael Gámez, Manuel Gámez; Secundino Torres; Manuel Angulo; José María Rojo; Jesús Moneada; Román Nieto, Flaminio Nieto, Isaías Nieto, Casimiro Nieto, Felipe Nieto, Cornelio Nieto, Nicolás Nieto; Pedro Nieves; Natividad Santana; Manuel Molina, Pedro Molina; Julio Santander; Jesús García; Faustino Moros; Severiano Pérez, Aureliano Pérez; Macedonio Benavides; Carmelo Briceño; Cornelio Parra; Antonio Cárdenas; Gregorio Cárdenas; Lauro Matute; Jesús González; Elíseo Rangel; Ceferino Ruiz, Miguel Ruiz, Pedro Ruiz, Julio Ruiz, Ismael Ruiz, Claudio Ruiz; Gregorio Méndez y Horacio Epaminondas. La recurrencia de apellidos indica con certeza que estos «sesenta» se componían de varios grupos familiares, emparentados, en algunos casos, con los clanes familiares de Castro y de Gómez. También es válido suponer que la mayoría de ellos eran trabajadores o moradores, tanto de la hacienda Los Vados, propiedad de Castro, como de la vecina hacienda Buenos Aires, propiedad de Gómez.

 

Temas relacionados: Andinato; Andrade, Ignacio, gobierno de; Revolución Liberal Restauradora.

Autor: Fundación Polar
Bibliografía directa: Dávila, Antonio. La revolución restauradora y sus dos jefes.Maracaibo: Tip. Criollo, 1956; Figueredo, Carlos Benito. 23 de mayo. Curazao: Imprenta de la Librería de A. Bethencourt, 1901; Guerrero, Emilio Constantino. Campaña heroica: estudio histórico-militar de la campaña dirigida en Venezuela por el general Cipriano Castro como jefe de la revolución liberal restauradora en 1899. Caracas: Tipografía J.M. Herrera Irigoyen, 1903; Mestre, Vicente Sebastián. Disyuntiva nacional, [Venezuela o Crespo]. Caracas: Tipografía Guttenberg, 1900; Parada, Nemecio. Vísperas y comienzos de la revolución de Cipriano Castro. 3a ed. Caracas: Monte Ávila, 1973; Paredes Urdaneta, Rafael. Los andinos ante la «invasión de los sesenta». Caracas: s.n., 1969; Pérez Jurado, Carlos. La revolución restauradora: apuntes históricos. Caracas: s.n., 1971.
Volver al tope
desarrollado por iKels