solo título
Congreso de Cúcuta
6.5 -14.10.1821

La organización de la Gran Colombia en sus estructuras constitucionales, políticas, sociales, económicas y culturales está ligada en sus orígenes con la obra del Congreso Constituyente de Cúcuta, reunido en la Villa del Rosario de Cúcuta entre el 6 de mayo y el 14 de octubre de 1821. Este Congreso representa la consolidación de la democracia representativa en la República de Colombia y la juridicidad del nuevo Estado nacional, alrededor de la Constitución de Cúcuta de 1821. Los antecedentes se encuentran en el Congreso de Angostura de 1819, en donde la Ley Fundamental que dio legalidad a la República de Colombia convocó al Congreso General para su reunión en la Villa del Rosario de Cúcuta en 1821. Mediante el decreto de convocatoria expedido el 20 de enero de 1820, se determinó el reglamento de elecciones para los diputados, sobre la base de 5 por cada provincia libre. Las elecciones se realizaron en 19 provincias en distintas fechas, en las cuales fueron elegidos 95 diputados. Se escogieron ciudadanos distinguidos por sus méritos e ilustración: jurisconsultos, letrados, hacendados, miembros del clero y otros. Algunos eran políticos de gran experiencia y otros, en su mayoría, eran diputados jóvenes que iniciaban su vida pública. Entre los neogranadinos asistieron: José Félix de Restrepo, José Manuel Restrepo, José María Castillo y Rada, Miguel Tobar y Bernardino Tobar, antiguos constituyentes de la Primera República granadina; y además, jóvenes abogados y letrados, en su mayoría catedráticos, destacando entre ellos José Ignacio de Márquez, Vicente Azuero, Francisco Soto, Alejandro Osorio, Diego Fernando Gómez, Sinforoso Mutis, el presbítero Manuel Campos y otros. Entre los venezolanos estaban personalidades distinguidas como Pedro Gual, Fernando de Peñalver, Miguel Peña, Antonio María Briceño, monseñor Ramón Ignacio Méndez, Diego Bautista Urbaneja, el obispo de Mérida Rafael Lasso de la Vega (panameño), Luis Ignacio Mendoza, Ignacio Fernández Peña, Diego Vallenilla, José Gabriel Alcalá, Juan Martínez, Francisco Javier Yanes (cubano), Nicolás Pumar, Pedro Briceño Méndez, Francisco José Ribas, José Félix Blanco, Miguel Zárraga, Francisco Conde, Domingo Alzuru. La instalación de las sesiones del Congreso de Cúcuta tuvo problemas inicialmente por las dificultades en las comunicaciones, el ambiente de guerra en muchos lugares de la República y la exigencia legal de la presencia de las dos terceras partes de los diputados elegidos. En esos mismos días falleció Juan Germán Roscio, vicepresidente de la República, quien debía instalar el Congreso, por lo cual Simón Bolívar nombró como nuevo vicepresidente al general Antonio Nariño, quien había regresado al país después de su largo cautiverio. Nariño dictó el decreto del 1 de mayo de 1821 por el cual se señaló la fecha de iniciación del Congreso de Cúcuta y se legalizó el quórum de los 57 diputados presentes, por considerar que ellos hacían la mayoría absoluta. El acto de instalación se realizó el 6 de mayo de 1821 en el templo parroquial de la Villa del Rosario de Cúcuta, en donde se celebró la misa del Espíritu Santo. Acto seguido los diputados pasaron a la sala destinada para las sesiones del Congreso, en donde Nariño leyó el discurso inaugural y declaró instalado legítimamente el Congreso General de Colombia como depositario de «la soberanía nacional». Desde un principio el Congreso de Cúcuta fue un modelo de organización y seriedad, con el orden permanente del reglamento interno y el trabajo por comisiones, las cuales fueron 4: Constitución y leyes; Poderes y peticiones; Hacienda; y asuntos militares. Tanto los proyectos de Constitución presentados, como las leyes, tuvieron exposición de motivos y amplios debates en las sesiones, en los cuales se manifestó el respeto a la libertad de expresión y la tolerancia en las opiniones. Se consolidó la idea del encauzamiento nacional hacia la meta de un Estado de derecho regido por la Constitución y las leyes y dentro de una democracia republicana. La labor del Congreso de Cúcuta se realizó en un período de 5 meses y 8 días, desde el 6 de mayo hasta el 14 de octubre de 1821. Fueron 201 sesiones plenarias, de las cuales se realizaron 140 ordinarias en las horas de la mañana y 61 extraordinarias en la tarde y la noche. El primer presidente del Congreso fue José Félix de Restrepo y vicepresidente Fernando de Peñalver. La obra más importante del Congreso fue la aprobación de la Constitución de Cúcuta de 1821, alrededor de la cual se debatieron numerosas doctrinas políticas y formas de integración para la naciente República de Colombia. Los centralistas encabezados por José Manuel Restrepo, Pedro Gual, Fernando de Peñalver, Vicente Azuero, Francisco Soto y otros, defendieron la idea de una República unitaria; sostuvieron la necesidad de superar el localismo regional, el caciquismo y la imitación de modelos externos, ajenos a nuestra realidad. En cambio, los federalistas, encabezados por José Ignacio de Márquez, defendieron la unidad política a través de la confederación, el respeto a la diversidad geográfica y los caracteres regionales y la imitación del ejemplo del sistema federativo de Estados Unidos, como modelo de desarrollo y prosperidad. En el Congreso de Cúcuta se presentaron varios proyectos de Constitución para Colombia y entre ellos, el propuesto por el vicepresidente Antonio Nariño para la conformación de la «República de los Estados Equinocciales de Colombia», una confederación de 7 estados; el presentado por Fernando de Peñalver con la división de Colombia en pequeños departamentos; el presentado por Vicente Azuero con una propuesta para la división de la República en departamentos, provincias, círculos y parroquias; y otros. Después de intensos debates, el Congreso de Cúcuta el 12 de julio de 1821, aprobó la Ley fundamental de la Unión de los Pueblos de Colombia, la cual estableció el sistema centralista, con los departamentos de Venezuela, Cundinamarca y Quito. Esta ley se proyectó luego a la esencia misma de la Constitución, aprobada en la Villa del Rosario de Cúcuta el 30 de agosto de 1821. Los miembros del Congreso eligieron al Libertador Simón Bolívar presidente de Colombia, quien sancionó la Constitución el 6 de octubre de 1821; y al general Francisco de Paula Santander como vicepresidente. Ambos se posesionaron solemnemente ante el Congreso el 2 de octubre de 1821. La obra legislativa del Congreso se destacó también por el debate y aprobación de leyes para la consolidación de la independencia, la libertad y la organización del nuevo Estado nacional. Entre ellas se destacan: la ley sobre la libertad de partos, manumisión y abolición del tráfico de esclavos; la extinción del tributo indígena y la distribución de los resguardos, reconociendo a los aborígenes los mismos derechos que a los demás ciudadanos. El Congreso de Cúcuta se preocupó por la legislación sobre la educación: ordenó la apertura de colegios oficiales y casas de educación en todas las provincias; suministró locales con base en los conventos menores que no tuviesen razón de existir por el pequeño número de integrantes; reformó los antiguos planes educativos y los unificó en el territorio nacional; ordenó la fundación de escuelas para las niñas y jóvenes en todos los conventos de religiosas; dispuso la fundación de por lo menos una escuela de primeras letras en todas las ciudades, villas, parroquias y pueblos que tuvieren más de 100 vecinos; ordenó la fundación de las escuelas normales para la formación del magisterio y la difusión del método lancasteriano de educación o de enseñanza mutua para todo el territorio. Se aprobaron también las leyes para la libertad de imprenta y demás libertades públicas, la extinción del Tribunal de la Inquisición y se dictaron numerosas normas para la organización de la Hacienda nacional. Se estableció la ley del impuesto sobre la renta, principalmente sobre la propiedad rural y urbana; fomentó el proteccionismo de las industrias nacionales domésticas; eximió de derechos aduaneros para la importación de maquinaria; fomentó la agricultura nacional; y fijó nuevas normas para los impuestos y la moneda, aun cuando se siguió el mismo sistema monetario español para las relaciones internacionales. Las sesiones fueron clausuradas el 14 de octubre de 1821. En sus labores se encuentra la síntesis de la realidad de la Gran Colombia y las fuerzas de la unidad de un gran Estado nacional que se extendió en un vastísimo territorio y el cual surgió delineado en una democracia republicana y consolidado en un Estado de Derecho regido por la Constitución y las leyes.

 

Temas relacionados: Bolívar, Simón, gobiernos de; Constituciones de Venezuela (1821); Gran Colombia; Revolución independentista.

Autor: Javier Ocampo López
Bibliografía directa: Bushnell, David. El régimen de Santander en la Gran Colombia. Bogotá: Ediciones Tercer Mundo, 1966; Congreso de Cúcuta de 1821: Constitución y Leyes. Bogotá: Banco Popular, 1971; Congreso de Cúcuta, 1821. Caracas: Congreso de la República, 1983; Congreso de Cúcuta de 1821: libro de Actas. Bogotá: Banco de la República, 1971; El Congreso Grancolombiano de Historia 1821-1971. Bogotá: Academia Colombiana de Historia, 1972; Gómez Hoyos, Rafael. El Congreso de Cúcuta y su proyección en la historia de la Gran Colombia. Bogotá: Separata del Boletín de Historia y Antigüedades, 1971; Restrepo Piedrahita, Carlos. El Congreso Constituyente de la Villa del Rosario de Cúcuta 1821. Bogotá: Aquí y Ahora Editores, 1990; Uprimny, Leopoldo. El pensamiento filosófico y político en el Congreso de Cúcuta. Bogotá: Instituto Caro y Cuervo, 1971.
Hemerografía: Lecuna, Vicente. «El Congreso de Cúcuta: consecuencias políticas y militares de la batalla de Carabobo». En: Boletín de la Academia Nacional de la Historia. Caracas, núm. 98, abril-junio, 1942.
Volver al tope
desarrollado por iKels