solo título
Fernández,   Carmelo
San José de Guama (Edo.Yaracuy) 30.6.1809 —
Caracas 9.2.1887

Oficial del Ejército de Venezuela en la Guerra de Independencia, pintor, dibujante y litógrafo. Hijo de José María Fernández y de Luisa Páez. Tradicionalmente se ha dado como año de su nacimiento 1810, pero recientes investigaciones permiten afirmar que fue en 1809. Fue enviado a Caracas por su tío materno, el general José Antonio Páez, para hacer sus estudios. Allí recibe clases de dibujo de un antiguo capitán de artillería del ejército francés de apellido Lessabe quien dirigía una Academia de estudios. En 1823, atendiendo a la recomendación de sus profesores, fue enviado a Nueva York e inscrito en el colegio Washington, que regentaba Mariano Velázquez de la Cadena. En 1827, retorna a Venezuela sin haber dado término a la carrera de ingeniero que había iniciado y se alista en el ejército patriota. Sirve en Puerto Cabello. Figura entre los aspirantes trasladados a Bogotá (1828) para hacer la campaña contra las fuerzas peruanas que han invadido Guayaquil, en el sur de la Gran Colombia. Fue enrolado en el batallón de Cazadores de Occidente, que manda el coronel Carlos Luis Castelli. El triunfo del mariscal Antonio José de Sucre en Tarquí (27.2.1829) dejó sin efecto su traslado al sur. Más tarde fue trasladado a la sección de topografía del Ejército y trabajó, por encargo del Gobierno, en el levantamiento de una carta geográfica de la Nueva Granada. Ascendido a teniente, sirvió en 1829 cerca del Libertador Simón Bolívar. En este año y bajo las órdenes del coronel Castelli, actuó en la batalla del Santuario (departamento Antioquia, Colombia) contra el general José María Córdoba. De nuevo en Venezuela, para 1833 e inactivo en el Ejército, vive en Valencia donde se dedica por algún tiempo al retrato y la miniatura. Este mismo año, mientras enseña en la Academia de Matemáticas de Caracas, conoce al geógrafo y militar Agustín Codazzi, con quien va a trabajar en la elaboración del Atlas físico y político de la República de Venezuela, impreso en París en 1841. También por encargo de Codazzi, algunos de los retratos de próceres que ilustran la edición del Resumen de la historia de Venezuela, de Rafael María Baralt y Ramón Díaz. Con el propósito de supervisar la impresión de sus dibujos, marcha a París ese mismo año en compañía de Codazzi y se entera de los procedimientos litográficos. Entre 1841 y 1842, se desempeña como profesor de pintura y geografía en el colegio Roscio. En 1842, intégrala comitiva enviada por el Gobierno venezolano a Santa Marta para asistir a la repatriación de los restos del Libertador. A Fernández se le encomienda testimoniar gráficamente la ceremonia, lo cual hace en 22 dibujos que narran diferentes momentos del episodio. Ocho de estos dibujos aparecen litografiados en hoja inserta en la edición de El Venezolano del 17 de diciembre de 1843. A partir de ese año, su nombre está asociado a la empresa litográfica caraqueña de Müller y Stapler para la impresión de las estampas que ilustran el tiraje semanal del semanario El Promotor, que circula hasta marzo de 1844. Fracasada la intentona de Páez para derrocar a José Tadeo Monagas, en 1849, Fernández se refugia en Bogotá, donde encuentra a Agustín Codazzi. En 1850 inicia sus labores la Comisión Corográfica Colombiana, dirigida por Codazzi y para la cual Fernández es contratado en calidad de pintor. Viaja por las provincias de Vélez, Soto, Ocaña, Sotillo, Tundamar y Santander y pinta 33 acuarelas sobre aspectos naturales o humanos de cada una de estas regiones, obras que sobresalen por su calidad entre las 156 que forman el álbum de la Comisión Corográfica, considerado por la crítica como un monumento del arte colombiano. De nuevo en Venezuela, Fernández se consagra a la enseñanza en varios colegios de la capital. Residenciado en Maracaibo hacia 1870, donde sirve como ingeniero en la administración de Venancio Pulgar, efectúa el diseño de la nueva plaza Bolívar de la capital zuliana y ejecuta, para el Palacio de las Águilas, la sede del Gobierno, 6 paisajes murales sobre diferentes aspectos de la geografía y el hombre zulianos. Viaja por Europa en 1874-1876. Al regreso es nombrado ingeniero en el Ministerio de Obras Públicas en Caracas. Para 1877, figura en la Junta Directiva del Instituto Nacional de Bellas Artes, decretado por el presidente Francisco Linares Alcántara y toma a su cargo la dirección de la sección de dibujo en la reformada Academia de Bellas Artes. En 1880 redacta sus Memorias, que solo aparecen publicadas en 1940. Sus restos reposan en el Panteón Nacional desde el 18 de agosto de 1983. 

Autor: Juan Calzadilla
Bibliografía directa: Fernández, Carmelo. Memorias. 3a ed. Caracas: Presidencia de la República, 1982;-- y Simón Camacho. Memorias de Carmelo Fernández y Recuerdos de Santa Marta. Caracas: Academia Nacional de la Historia, 1973.
Bibliografía indirecta: Galería de Arte Nacional. Carmelo Fernández: testigo de lo irreal y de la historia. Caracas: Ediciones GAN, 1983; Núcete Sardi, José. Carmelo Fernández. Caracas; Madrid: Editorial Edime, 1968; Rodríguez Cárdenas, Manuel. Carmelo Fernández: relator y gran testigo de su tiempo. Caracas: s.n., 1983.
Iconografía: Fotografía, Primer libro venezolano de literatura, ciencias y bellas artes, Caracas, El Cojo, 1895. Fotografía, Gornés MacPherson, M.J., Venezuela gráfica, Caracas, Tipografía y Litografía Vargas, 1930, tomo 2. Fotografía, El Nacional, Caracas, febrero 9, 1987.
Volver al tope
desarrollado por iKels