solo título
Mendoza Fleury,   Lorenzo Alejandro
Caracas 13.7.1897 —
Caracas 12.9.1969

Abogado, empresario, industrial, filántropo y diplomático. Hijo de Juan Lorenzo Mendoza Martínez y de Elisa Fleury Smith. Biznieto del primer presidente de la República (1811) Cristóbal de Mendoza. Inició sus estudios en el colegio de los padres franceses y poco después, fue trasladado al colegio Santa María que dirigía el licenciado Agustín Aveledo. El 18 de noviembre de 1912, se graduó de bachiller, siendo el primero de su promoción. Cursó la carrera de derecho, recibió el título de abogado expedido por la Corte Suprema del Distrito Federal el 3 de abril de 1919 y el título de doctor en ciencias políticas de la Universidad Central de Venezuela el 26 de julio de 1924. El 16 de diciembre de 1925, se casó con Mercedes Cristina Quintero Muro, matrimonio del cual nacieron sus hijos Juan Lorenzo y Lorenzo Alejandro. Compartió el ejercicio de su profesión en el Escritorio Travieso con la atención de las operaciones industriales de jabonería y velería de la firma familiar Mendoza & Cía. C.A. En la década de 1940, durante la Segunda Guerra Mundial, se incorpora a la Cervecería Polar C.A., que funda, el 14 de marzo de 1941, junto con varios de sus más dilectos amigos, antiguos colaboradores en el negocio de jabonería, con quienes logra integrar un equipo eficiente y asentar, bajo su dirección, en ambiente familiar que se acrecentaría en lo futuro, las bases creadoras de una mística solidaria entre dueños y trabajadores, impulsada por la comprensión, el mutuo respeto, el buen trato y el reconocimiento a la labor rendida. Transcurridos los primeros años y luego, a medida que crecía el volumen de los negocios emprendidos, auspicia y ejecuta la reinversión de utilidades en el país, para crear nuevas fuentes de trabajo y multiplicar la actividad económica. Surgen así con el tiempo: la Cervecería de Oriente, C.A., (Barcelona, Edo. Anzoátegui), en 1948; y la Cervecería Modelo, C.A., (Maracaibo, Edo. Zulia), en 1960 y Cervecería Polar del Centro (San Joaquín, Edo. Carabobo) 1975, como plantas productoras de cerveza y malta y una red de empresas destinadas al mercadeo y la comercialización de dichos productos, encabezadas por la Distribuidora Polar S.A., en 1948, en la capital y sucesiva y progresivamente con otras que cubren con dicha actividad todas las regiones del territorio nacional (Distribuidora Polar del Sur, 1974; Distribuidora Polar de Oriente, 1972; Distribuidora Polar Metropolitana, 1973; Distribuidora Polar del Centro, 1974 y Distribuidora Polar Centro Occidental, 1975). Auspició, con otros empresarios, la creación en 1959 de Industria Metalgráfica S.A., para fabricar y vender tapas para envases, la cual se complementa, posteriormente (1970), con Plásticos Metalgráfica S.A., empresa también relacionada con las actividades antes descritas. Paralelamente al ramo cervecero y a través de Refinadora de Maíz Venezolana C.A. (REMAVENCA), fundada en 1954, con la ayuda de su hijo Juan Lorenzo y de los técnicos al servicio de la empresa, promueve y desarrolla, a partir de 1960, sistemas idóneos para producir en gran escala harina de maíz precocida y refinada, con la idea de incentivar la mayor siembra de ese grano en el país y de facilitar la preparación de la arepa y de los múltiples platos criollos a base de maíz. La marca PAN, como sigla de Productos Alimenticios Nacionales, para distinguir la harina de maíz producida por la mencionada compañía y pionera de las que aparecieron después en el mercado, tuvo su origen en la designación de pan de maíz, que se le daba con frecuencia a la arepa venezolana. Inició también la fabricación de hojuelas de maíz, insumo utilizado para la producción de cerveza, así como de aceite de maíz amparado con la marca Mazeite. Ante el progreso de la industria, fueron creadas Productos de Maíz S.A. (PROMASA) y Procría S.A., en 1961 y 1967 respectivamente, la primera con el mismo objeto de REMAVENCA y la última, destinada a producir alimentos para animales. A fin de lograr mejor mercadeo y comercialización de todos esos productos, auspició el establecimiento de las compañías distribuidoras necesarias para ello. Su inclinación hacia el espectáculo de categoría lo induce a construir el teatro del Este en el edificio Polar de la plaza Venezuela; el teatro fue inaugurado en 1955 y, después de servir como escenario para montar y presentar varias obras y revistas, fue destinado a la exhibición de cintas cinematográficas. El 22 de septiembre de 1954, fundó la Compañía Espectáculos del Este S.A. (CEDESA) para organizar y contratar todo lo relativo al teatro y proyectar y realizar la propaganda de los productos fabricados por las empresas del grupo; esta compañía se ha distinguido por la creación de los cortos documentales de la serie «Viajando con Polar» cuyos temas han reproducido hermosos rincones de la geografía nacional, así como costumbres y episodios del país, tanto en el cine como la televisión. En 1969, luego del prematuro fallecimiento de su hijo Juan Lorenzo, desarrolló el propósito que este anunciara en acto público a comienzos de 1962, de crear una asociación sin fines de lucro para ayudar a las clases necesitadas y quedó finalmente instituida la Asociación El Puntal, con el objetivo entre otros, de contribuir a la educación de niños con pocos recursos, especialmente los hijos del personal obrero de Polar y de entrenar a sus familiares en industrias y labores hogareñas. Esa obra, cimentada con el tiempo, germinó en la constitución de la Fundación Polar el día 13 de abril de 1977, con amplias metas de cooperación en beneficio de la comunidad y del país, financiadas por el conjunto de empresas ya mencionadas. Su talento, espíritu creador y productividad le han merecido lugar entre los impulsores del progreso económico y social de Venezuela, en reconocimiento de lo cual dicha institución creó, en 1982, el Premio Fundación Polar «Lorenzo Mendoza Fleury», para científicos que trabajen en el país en biología, física, matemáticas, química e interdisciplinas afines. Lorenzo Mendoza no fue solamente tenaz empresario y hombre de industria; consideró también su deber el representar ad honórem a Venezuela en el exterior: durante 14 años, a partir de 1943, como cónsul en Filadelfia y, desde 1948, como embajador alterno ante las Naciones Unidas, a cuyas asambleas generales concurrió como delegado, prestando particular seguimiento a las cuestiones económicas y presupuestarias de su predilección en las respectivas comisiones, hasta 1957 en que se separó de tales actividades.

Autor: Carlos Eduardo Stolk
Iconografía: FOTOGRAFÍA, El Nacional, Caracas, septiembre 13, 1969. RETRATO, óleo/tela, Cervecería Polar, Caracas. FOTOGRAFÍA, El Universal, Caracas, septiembre 13, 1969. RETRATO, A. Araya Gómez, óleo/tela, 1963, Cervecería de Oriente, Barcelona, (Edo. Anzoátegui).
Volver al tope
desarrollado por iKels